La vida del ilustrador es cuanto menos “rara”. Hay días que te surgirá un trabajo, descuelgas tu teléfono y desde el estudio de ilustración te llaman para decirte que un cliente quiere que con tu estilo hagas una ilustración.

Y en este momento todo te parece maravilloso, y el mundo gira alrededor tuyo, y empiezas a soñar con tener siempre trabajos. Mañana llamará otro cliente y pasado. Y tendrás poco a poco que ir eligiendo trabajo . Estás en el cielos de los ilustradores. En la cima.

Pero entonces acabas este trabajo y no llaman al día siguiente. Y al otro tampoco. Y piensas que ya no van a llamar. O lo harán tan poco que no podrás pagar el alquiler.

Y ya  piensas que a lo mejor esto no es un trabajo serio. Necesitas algo de verdad para comer todos los días. Todo se hunde a tu paso. Un profundo infierno.

Pero algo ocurre, vuelven a llamar del estudio. Hay otro trabajo. Tus alas vuelven a su sitio. Vuelves a volar. Estás otra vez en el cielo. ¿Por cuánto tiempo?

Estamos en un mundo de altibajos, donde lo más importante es no perder la constancia, no estás genial con un trabajo, ni hundido si no te llegan proyectos en varios días.

Aprovecha cuando no tengas trabajos para desarrollar proyectos que te promocionen y disfruta cuando realices ilustraciones pagadas. Pero se constante siempre.

No ceses en tu empeño. Es fundamental ser incansable para alcanzar el objetivo de ser reconocido por tus trabajos y poder algún día tener una frecuencia alta de proyectos.

Entre el cielo y la tierra sólo hay un salto.

Ilustración original de Nando con título “Purgatorio”

Be Sociable, Share!

Tags: , , , ,

One Response to “Entre el cielo y el Infierno”

  1. Bitacoras.com Says:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La vida del ilustrador es cuanto menos ?rara?. Hay días que te surgirá un trabajo, descuelgas tu teléfono y desde el estudio de ilustración te llaman para decirte que un cliente quiere que con tu estilo hagas una ilustraci…

Leave a Reply